Iglesia de San Miguel Arcángel y Santuario de San Pantaleón

La iglesia de San Miguel Arcángel, conocida como santuario de San Pantaleón, se encuentra en el casco antiguo de Miglianico, un pueblo en la Provincia de Chieti, situado en una posición elevada en un cerro que mira hacia la llanura en dirección al mar Adriático.

El edificio original y las decoraciones interiores se remontan al siglo XVIII; la estructura actual es el resultado de una ampliación de principios del siglo xx. La realización de la fachada con las nuevas puertas forma parte de un amplio proyecto destinado a valorizar la fachada del edificio para resaltar sus elementos arquitectónicos más característicos.

La renovación de la fachada, llevada a cabo por la arquitecta Daniela Giandomenico, ha sido completada con un proyecto de iluminación destinado a valorizar los volúmenes de los elementos arquitectónicos, ennobleciendo al mismo tiempo la superficie de piedra del edificio.

La parte inferior de la fachada de la iglesia ha sido iluminada con los aparatos empotrados Litus 2.4, con luz blanca de 3000K, óptica elíptica de 13°x 52° y pantalla de vidrio sin tornillos a vista, lo que permite que se integren perfectamente con la superficie de piedra. Se han instalado los aparatos empotrados en el dintel de piedra de cada puerta para iluminar las entradas, valorizando el intradós de las aberturas y resaltando las decoraciones en relieve sobre los batientes de las puertas.

Para la parte superior de la fachada se han seleccionado los faros Lyss 1.0 con luz blanca de 3000K y óptica de 10°x 180°, colocados sobre el marco exterior del rosetón para dar relieve a las decoraciones escultóricas y la base de cada nicho y luneta para destacar el perfil de los arcos. Las reducidas dimensiones de los aparatos luminosos utilizados, colocados en posición ligeramente empotrada, permiten que se integren totalmente en el contexto arquitectónico y dejan margen a la expresión de la luz.

LocalidadMiglianico, Chieti, Italia
AplicaciónFachadas, Iglesias
Proyectoarch. Daniela Giandomenico