Vivienda particular

"Periferia sur de Milán, un estudio con terraza en el primer piso y una vivienda de tres habitaciones en la planta baja que da al norte y con aberturas hacia el sur tapadas por construcciones abusivas de los años 20. El comitente decide conectar las dos unidades construyendo una nueva escalera interior. El proyecto reorganiza el espacio trabajando sobre los volúmenes y no en la planta, este enfoque descubre pronto la necesidad de un piso intermedio en sentido vertical donde pararse. Así se hace una pasarela de hierro a cuota dos y veinte de los cinco totales, que se convierte, junto a la escalera, en eje de simetría, rotación y pasaje, por todo el piso. Planta y sección se estrechan en el centro, como mariposas de hojaldre, en torno a estos dos espesores centrales.

Espacios, volúmenes y funciones se entrelazan suavemente abriendo vías de acceso y circulación a la luz, al aire y a la vista. Las particiones verticales, pocas, solo pueden ser ventanas, suavizadas por grandes cortinas que se corren en las horas de privacidad. El comitente, un joven empresario de telecomunicaciones, ha descubierto junto al arquitecto, que posee no solo dos plantas superpuestas sino un volumen para recorrer y habitar en todas las direcciones. Y cuando, en torno a las 11 de la mañana, un rayo de sol se posa en el suelo de la planta baja pasando por la escalera y trefila entre las chapas perforadas, es feliz".

DVDV Studio Architetti

 

La nueva estructura de hierro, concebido como conexión vertical entre la planta baja y el primer piso, también crea un vínculo entre el salón y la cocina y sirve de cielo falso en la zona de transición entre los dos ambientes. Siete Trevi 1.0 (3000K, óptica difusa, 613 mm) integrados en la estructura iluminan esta zona intermedia subyacente: los perfiles lineales para exterior y subacuáticos se usan aquí de forma no convencional y han sido elegidos por su forma minimalista y sus cabezales inoxidables altamente acabados, que se adaptan bien al altillo acentuando el estilo industrial.

El mismo aparato Trevi de 1208 mm de longitud encuentra una nueva aplicación inusual en la pared de la cocina. Montado sobre la superficie en diagonal sigue idealmente la línea de la escalera que va al primer piso y los tirantes de la estructura de hierro, se convierten, como un aplique, ya sea en un elemento de iluminación como en un elemento de decoración minimalista e industrial.

En el espacio de paso seis empotrados Simply 1.0, de luz difusa y acabado cromado perla, puntean la base de la pared bruta. En el baño, junto al espejo, se ha elegido el aplique Ella IN blanco de luz difusa, que se casa con las formas minimalistas y geométricas de la decoración, mientras que el espacio de la ducha es definido por una iluminación RGB del empotrado Beam 1.0 en acabado de acero inoxidable.

LocalidadMilán, Italia
ProyectoDVDV Studio Architetti
Planificación de la iluminaciónDVDV Studio Architetti