Iglesia de Saint-Sulpice

La Iglesia de San Sulpicio es un imponente lugar de culto situado en el corazón de París, en el famoso barrio de Saint-Germain-des-Près, y es la segunda iglesia más grande de la ciudad, después de Notre Dame. Construida en el siglo XVII, San Sulpicio se caracteriza por su fachada exterior de estilo neoclásico con doble columnata jónica.

San Sulpicio es una de las metas turísticas preferidas en París no sólo por las obras de arte en su interior, entre las que se encuentran los frescos de Eugène Delacroix y una estatua del escultor Jean-Baptiste Pigalle, sino también porque en 2003 se giraron algunas escenas de la película americana "El Código Da Vinci", sacada de la célebre novela de Dan Brown.

Las diez imponentes estatuas, el Cristo apoyado en la cruz, la Virgen y los ocho apóstoles, realizadas por el artista Edmé Bouchardon y dispuestas en correspondencia con los arcos del coro, están iluminadas puntualmente desde lo alto por un proyector Siri 2.0 cada una de óptica estrecha (6°). Los proyectores elegidos poseen un acabado antracita para integrarse con la arquitectura.

El resto de la iluminación de la iglesia ha sido dejada en gran parte a las enormes ventanas decoradas. El contraste que se genera entre la parte inferior del altar y el coro, donde la luz de los faros insiste, y la bóveda superior inmersa en la penumbra, acentúa la naturaleza imponente, fascinante y misteriosa de este famoso monumento parisino.

LocalidadParís, Francia
AplicaciónIglesias